Posts Tagged 'Tutorial'

Talleres y tentetiesos

¡Hola a todos!

Llevo una temporada desaparecida, así que ya es hora que vuelva por aquí a colgar más cositas de las que voy haciendo.

Ahora mismo estoy haciendo un curso de Monitor de Pinacotecas que me lleva bastante tiempo, la verdad. Para los que no lo sepais, un monitor de pinacotecas es la persona que se encarga de llevar a los grupos en los museos y de hacerles talleres. Está muy centrado en los niños, porque la oferta de los museos es principalmente para ellos, y hacemos sobre todo simulaciones de visitas, talleres y unidades didácticas. Es bastante divertido, sobre todo la parte de los talleres, aunque requiere de mucho trabajo por nuestra parte.

Hoy quería compartir con vosotros uno de los talleres que he hecho, sobre todo porque me ha gustado mucho y creo que ha salido muy bien. Me he currado las imágenes en Photoshop, así que espero que quede todo claro ^^

———-

El taller se titula ¡Estas esculturas no se están quietas! y está basado en la obra del genial escultor madrileño Juan Muñoz (cuya obra recomiendo encarecidamente).

La actividad se situaría dentro del marco del Museo de arte Reina Sofía y está destinada a grupos de niños de 4º de primaria, es decir, de 10 años de edad. Tras una introducción al grupo de niños sobre el museo, se les llevará a una de las obras de Juan Muñoz que se encuentra allí: I saw it in Bolognia (Lo vi en bolonia).

I saw it in Bolognia, 1991

Tras preguntar a los niños acerca de lo que creen que significa la escultura, se les hablará más en profundidad acerca del escultor y su obra, enseñándoles imágenes destacadas. Una vez los niños ya se hayan familiarizado con el escultor y su mundo particular, se realizará el taller, en el que se les propondrá crear su propio muñeco tentetieso.

Los muñecos tentetiesos tienen en lugar de piernas una semiesfera con un contrapeso, de tal manera que al golpearlos vuelven siempre a su posición inicial -al igual que los tentetiesos de Juan Muñoz, que no pueden avanzar ni retroceder y parecen parados en el tiempo-. A continuación detallaré el tutorial para hacerlo. Es un pelín complicado para niños, pero se puede hacer muy bien con la ayuda de un adulto. O bueno, también lo pueden hacer los adultos, no hay ningún problema ^^.

MATERIALES

  • Una pelota de ping-pong.
  • Un tornillo pequeño con su tuerca.
  • Una cartulina de color claro.
  • Un compás.
  • Unas tijeras.
  • Una regla.
  • Cola blanca rápida para madera.
  • Acrílicos de distintos colores.
  • Pinceles, paletas y recipiente para el agua.
  • Cosas pequeñas para decorar (plastelina, algodón, botones, cuentas, hilos, purpurina, telas, arroz, etc… ).

PREPARACIÓN PREVIA

1.  Se coge la pelota de ping-pong y se corta la mitad superior con un bisturí o con un cutter. El material no es excesivamente duro, pero hay que hacerlo con cuidado y nunca lo debe hacer un niño.

2. Se sitúa el tornillo con la tuerca enrroscada hasta el final en el interior de la pelota cortada, lo más centrado posible. Una vez esté centrado, se le echa cola blanca hasta cubrir por completo toda la base y la tuerca -aproximadamente 1/4 de la pelota. Una vez cubierto, se deja secar la cola un mínimo de 8 horas e idealmente, 24 horas.

3. En una cartulina de color claro, se dibuja con un compás una circunferencia de 7 cms de radio. Debemos dividir esta circunferencia en tres partes iguales. Para ello, trazamos uno de los radios del círculo con un lápiz y apoyamos el compás en la parte externa del círculo. Hacemos una marca con el compás hacia la derecha, lo apoyamos en esa nueva marca y repetimos la operación hasta haber recorrido todo el círculo. Ahora uniremos las partes 2 y 4 con el centro, y ya está la circunferencia dividida. De aquí saldrán para hacer tres tentetiesos, aunque de momento solo cogeremos uno.

4. A continuación, marcamos cerca de los puntos 0, 2 y 4 los puntos  A, B y C, que se encuentran a una distancia de 2,7 cms de los anteriores. Estos puntos de unirán con el centro y su interior se marcará de forma distinta.

5. Ahora trazamos dos circunferencias concéntricas a la anterior, que medirán respectivamente 3,3 y 2 cms. Estas marcas delimitarán la cara del tentetieso.

6. Recortamos por las marcas negras y ya tenemos nuestro tententieso. Ahora, cogemos una regla, la apoyamos en la línea gris, y doblamos la cartulina por ella. Después, con esta misma regla o con el canto de una mesa, presionamos la cartulina para que quede con forma redondeada.

7. Ahora, en la parte rayada gris, ponemos un poco de cola blanca rápida para madera, la extendemos bien, y la pegamos al otro extremo de la cartulina formando un cono. Hay que mantenerlo presionado hasta que se pegue.

8. Una vez que está todo pegado, hay que poner más cola en el interior del cono, por la parte de abajo, y pegarlo a la pelota de ping-pong. Esta es una parte crítica, porque si se pega mal el tentetiese puede no quedar recto. Por eso, hay que corregirlo con la mano mientras se seca la cola para que quede lo mejor posible.

9. Cuando se ha pegado, ya está hecha la parte principal del muñeco. Ahora es el momento en el que lo decoraremos con lo que queramos y crearemos nuestro propio muñeco tan original como nuestra imaginación nos dicte. Como recomendación, para que que la pintura quede mejor es aconsejable antes de pintar al muñeco darle por entero una capa de pintura acrílica en color negro o blanco -blanco si vamos a pintarlo con colores claros y negro si va a ser con colores oscuros-.

Éste de aquí es mi tentetieso, que es un mago. Está hecho con acrílico negro, acrílico plateado, un poco de plastelina para hacer la nariz y los ojos, un hilo que le envolví en el cuerpo y un poco de algodón para hacerle las cejas y la barba. ¿Qué os parece cómo queda? Siento la calidad de la foto, pero espero que podáis apreciar todo bien. ^^U

La verdad es que quedan muy chulos y que es muy divertido estar moviéndolos de arriba a abajo. De verdad que os recomiendo hacerlos.

Espero que hayáis disfrutado del tutorial tanto como yo disfruté haciéndolo. ^^

¡Un saludo a todos!

Cómo crear fotografías viejas

En muchos lugares he visto tutoriales sobre cómo se pueden corregir los desperfectos en una foto vieja para que quede perfecta. Pero, aun no he visto ninguno donde enseñen a hacer vieja una fotografía reciente (lo que no quiere decir que no los haya, claro). Eso es lo que voy a poner aquí hoy.

He cogido una fotografía de Steve McCurry para ilustrara el ejemplo. No es reciente, pero está hecha en 1980 y me vale perfectamente.

1.- Abrimos la foto en un nuevo documento. Es aconsejable ponerle márgenes, ya que rara es la fotografía antigua que no los lleva. Los márgenes pueden ser en blanco o en negro.

2.- Hacemos unacopia de la foto, y en la capa nueva le aplicamos un filtro de Grano de película. Se encuentra en Filtros > Artístico > Grano de Película (Filters > Artistic > Film Grain). Esto le dará textura a la fotografía. Dependiendo de cómo sea, le daremos unos valores distintos, aunque hay que procurar que no sean demasiado altos. Yo, en esta ocasión, he puesto todas las opciones (Grano, Área iluminada e Intensidad) en 3 . Después, dejamos esta capa a un 60% de opacidad. (No se nota mucho ahora, pero en el resultado final sí)

3.- Hacemos otra copia de la foto original y la colocamos encima del todo. Aquí vamos a aplicar un filtro muy particular que nos dejará las formas muy bien definidas, como conseguían las luces dramáticas de una fotografía antigua. Vamos a Filtros > Otros > Paso Alto (Filters > Other > High Pass). Paso alto es un filtro que nos deja al descubierto las líneas principales de la imagen y nos deja el resto en gris. Le damos un valor de 3 de radio. Después, ponemos el modo de la imagen en Luz Lineal (Linear Light), y reducimos la opacidad de la capa a un 60%.

4.- Ahora haremos un marco para la fotografía. Hacemos una capa nueva, y en ella rellenamos un rectángulo de color blanco con la misma medida que la foto sin márgenes. A continuación, ponemos el relleno de la capa en 0%, para que quede transparente,  y entramos en las opciones de Estilo de capa. Ahí, ponemos a la capa un Resplando interior. Se debe poner en modo Normal, a 75% de opacidad, y de color blanco. También es importante que Retraer esté en 0. El Tamaño dependerá del tamaño de la fotografía. Por ejemplo, yo en alguna fotos he tenido que ponerlo de 200 y en ésta en concreto, usé 75.

5.- Para quitarla ya el color, vamos a utilizar una Capa de Ajuste que se llama Blanco y negro. Usamos capas de ajuste, por cierto, porque son reversibles y reajustables. Este ajuste, Blanco y negro,  nos permite quitar el color de la fotografía por canales de color. Es decir, si mi foto tiene muchos rojos y yo quiero que esté oscuros, los puedo tratar de forma independiente a los demás colores de la imagen. Después de ajustar la foto como mejor quede (a mi foto en concreto le aclaré un poco los amarillos y los azules), usamos otra opción de este ajuste que se llama Tintar. Por defecto, trae un color anaranjado. Yo he utilizado el mismo tono pero con menos saturación (un 12%). Así la foto parecerá más antigua y sucia.

6.- Así ya valdría, pero se puede mejorar. Para dar el toque definitivo, sólo se necesita alguna fotografía de buena calidad de pintura desconchada. La mía la saqué de Mayang, una buena web para encontrar texturas (ésta es, de hecho). Se pega la textura en nuestro documento, y nos aseguramos que esté debajo de la capa de ajuste. Ajustamos el tamaño, dependiendo de lo grandes que queramos las grietas, y aplicamos Niveles. Tenemos que conseguir dejar la foto con las grietas en negro y el fondo en blanco (para ello, llevaremos los manejadores al centro). Después, cuando ya lo tenemos, Invertimos la imagen en Imagen > Ajustes > Invertir (Image > Adjust > Invert).  Ahora, ponemos la capa en modo Color más claro (Lighter color), y la imagen se nos quedará plagada de multitud de manchas blancas. Ahora sólamente hay que aplicar una Máscara de capa, y con un pincel negro borrar al gusto (o aplicar el tampón de clonar y redecorarlas como se quiera). No hay que pasarse con las manchas, basta con poner unas pocas. Eso sí, intetad poner manchas en las esquinas, que siempre son las más castigadas por el paso del tiempo.

¡Et voilà!¡Nuestra fotografía decimonónica lista!

Bueno, espero que os haya gustado el tutorial.

¡Un saludo!

Prácticas de las clases de Infografía – 08: Efecto Pop Art

Después de ver en las clases los distintos efectos que lográbamos con los Ajustes de color, un par de los alumnos me preguntaron sobre cómo se podía crear un efecto como el que poseen los retratos del Pop Art, y en concreto, la de los famosos retratos de Andy Warhol. Yo tengo un modo propio de de crear un efecto similar y se lo expliqué de forma rápida para satisfacer su curiosidad. Tras explicarselo a unos, otros me lo pidieron también, y tanto les gustó aquel efecto, que decidí que hicieran una práctica con él.

La verdad es que el efecto es realmente fácil de lograr, y muy efectivo. Para ello, lo iré contando por pasos a modo de tutorial, por si alguno más os animáis a hacerlo:

1.- Creamos un documento nuevo y colocamos en él en una capa nueva la fotografía a la que queramos hacer el efecto. La foto debería tener buena calidad, y es muy importante, que su resolución sea de 300 ppp. En este caso, voy a usar una foto de Salvi en un documento de 15 x 20 cms.

2.- Teniendo el documento preparado, ampliaremos el lienzo lo suficiente como para que quepan cuatro imágenes juntas, al modo de los retratos de Warhol. Para ello, lo mejor es hacerlo de la manera más exacta desde Imagen > Tamaño de lienzo (Image > Canvas Size). Yo lo que he hecho ha sido crear un documento de 30 x 40 cms.

3.- Vamos a hacerlo de cuatro maneras distintas, cada una con distintas cantidades de tonalidades y de colores. En mi caso, he cogido 9 tonos en la primera (amarillo), 3 tonos en la segunda (azul), 6 tonos en la tercera (rojo) y 15 tonos en la cuarta (verde). Vamos a empezar con la primera: necesitaremos 8 copias de la capa en la que tengamos la fotografía. (IMPORTANTE:  quedaos con la fotografía original siempre). Debajo de todas ellas, dejaremos una capa del mismo tamaño que la fotografía pintada de color negro que usaremos como Fondo.

4.- Ahora nos colocamos encima de la primera capa, y nos vamos a Imagen > Ajustes > Umbral (Image > Adjustments > Treshold). Este ajuste nos cojerá las sombras y las convertirá en una masa de negro que luego podremos teñir. Los valores más pequeños corresponden a las zonas más oscuras; al añadirle valores, se le añaden zonas con más luminancia cada vez. Ahora lo que hay que hacer es dividir los valores del umbral (255 o los que se precisen) entre el número de tonos que vamos a utilizar (en este caso 9) y aplicarle este valor a la capa. Los valores del umbral dependerá un poco de la imagen para ver la proporción exacta que queremos. Si movéis el deslizador, veréis que si le damos un valor muy alto o muy bajo a nuestra imagen, veremos un blanco o un negro puros.  Por ello, normalmente no se cogen los 255 valores, sino un poco menos, cuando veamos que empiezan a aparecer zonas blancas de la imagen. En mi caso, lo hice con un valor de 192. Así, 192/8 = 24. El valor del umbral de mi capa superior es de 24.

5.- Repetimos el proceso anterior en la capa de abajo, pero esta vez le daremos el valor multiplicado por 2. A cada capa que se encuentre por debajo, se le aplica el umbral con un valor cada vez superior de forma proporcional. Se puede apreciar como la capa es cada vez más oscura. En mi caso, los valores son de 24, 48, 72, 96, 120, 144, 168 y 192.

6.- Ahora que tenemos las sombras, tenemos que eliminar las partes blancas que no nos interesan. Cuando hemos aplicado a todas nuestras capas el umbral, volvemos a la capa superior y seleccionamos el color blanco. Entonces, vamos a Selección > Gama de colores (Select > Color Range). Nos aseguramos que en el modo de selección se encuentre Muestreados (Sampled Colors) y que el medidor de Tolerancia (Fuzzines) se encuentre al máximo (200). Una vez aceptada la selección, se elimina (con la tecla de Suprimir). Se deselecciona y se repite igual en todas las capas.

7.- Ahora sólamente queda añadir color al gusto, con la peculiridad de que la capa superior debe tener el tono más oscuro, la capa inferior (la que se dejó como fondo) el más claro, y los demás tonos deben ir degradados. También queda muy bien -y de hecho es una de las formas que más me gustan- hacerlo con distintos tonos de gris y luego añadirle color si se quiere.

8.- Para hacer los otros tres retratos, se procede de la misma manera, ajustándose a la cantidad de tonos que se quieran. Importante destacar por si no os habéis dado cuenta, que a mayor cantidad de tonos, mayor realismo cobrará la figura.

Realmente, es una manera original de presentar un retrato, y una idea muy interesante. Espero que os haya gustado. Recordad que podéis entrar en la entrada y valorarla al final.

¡Saludos!


julio 2017
L M X J V S D
« Dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Creative Commons License
This obra by Beatriz Alonso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.

http://www.zazzle.es/beatrizalonso*