Sobre la censura

La censura siempre ha sido motivo de polémica, de manera más o menos encendida según el tema concreto. Dentro del arte, la parte dentro de la cual se ha cebado más la censura ha sido con el dibujo, especialmente con el cómic y la caricatura. Ejemplos de esta censura los podemos encontrar por todas partes, desde la famosa reacción a las caricaturas de Mahoma (o el no tan reciente asalto a la revista Cu-cut! en 1905), la polémica por la que surgió el  Comics Code Authority americano y hasta el muy conocido caso del secuestro de la revista El Jueves.

Pero, ¿qué clase de poder tienen esas imágenes para que las reacciones sean tan exageradas?

Si bien Scott McCloud ya nos advertía de nuestro sorprendente egocentrismo al vernos reflejados de forma sonriente en una línea curva y dos puntos (un smiley o cualquier emoticono), y también es cierto que podemos ver nuestras ideas, principios y moral reflejados de cierta manera en el dibujo, esto no es más que eso, un dibujo. Papel. Lápiz, tinta, color y texto, si acaso.

Volvamos ahora siglos atrás por un momento y contemplaremos con risas a los indios que no quieren hacerse fotografías o a Caravaggio a quien acusaron de ser homosexual por dibujar chicos jóvenes (aunque hay autores que aun dicen que esto es cierto, no está comprobado historicamente). Sin más, podemos ver una inteligente reflexión del poder de la imagen en El contrato del dibujante de Peter Greenaway, película que más allá de su pomposidad nos muestra como a un dibujante se le inculpa de delitos que no ha cometido por distintos objetos que ha dibujado en sus obras. Inaudito, pensaremos, si eso carece de importancia. Pero si lo extrapolamos a la actualidad veremos ejemplos claros en los que no nos reiremos.

Hace poco menos de una semana, los abogados de José Ramón Julio Martínez Márquez, cantante miembro de la Sociedad General de Autores (SGAE) se pusieron en contacto con el dibujante Juanjo Escofet (alias Runtime-Error). Cito del blog del autor:

Ayer recibí un email de uno de los abogados de José Ramón Julio Martínez Márquez, “Ramoncín“, requiriéndome que elimine en menos de 24 horas algunos contenidos de Runtime-Error Cómics que (según él), vulneran gravemente el honor de su representado y podrían ser constitutivos de delito de injurias y calumnias (Artículo 208 C.P.), con agravante de medio y publicidad (Artículo 209 C.P). De lo contrario emprenderían las acciones legales pertinentes.

Así pues, este dibujante ha visto como le obligaban a retirar los chistes que él había dibujado en su blog personal además de los comentarios de los visitantes, ante una amenaza a la que no podía hacer frente.

Viñeta de Runtime-Error afectada por la censura

¿Es realmente necesario esto? ¿Por qué los dibujantes (sobre todo aquellos que no publican a gran escala ni buscan conflicto) deben callar acerca de lo que opinan de la actualidad? Yo he leído esas viñetas, y no hay más insulto que la crítica a un modo de actuación concreta con la que el autor no está de acuerdo. ¿Acaso no se puede hablar sobre las leyes de derechos de autor que desde hace tiempo aparecen cada vez más virulentas?

Es un poco triste. Me gustaría que no se llegara a estos extremos en lo que a la coacción de la opinión se trata. Al menos es un consuelo saber que la cruzada de esta persona sea contra tanta gente que no está de acuerdo con su punto de vista. Eso es lo que nos queda.

(Usuarios de Facebook, podéis uniros a un grupo de apoyo si os interesa)

Anuncios

1 Response to “Sobre la censura”


  1. 1 manosfrias 08/04/2010 en 10:57

    Ostias… qué duro. Qué va a ser lo siguiente?? Tocate los pies!!!

    Me veo pintandonos la cara de azul y haciendo una cruzada suicida contra la SGAE:

    “Nos podrán quitar la vida… pero nunca… LA LIBERTAD!”


Comments are currently closed.



abril 2010
L M X J V S D
« Feb   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Creative Commons License
This obra by Beatriz Alonso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.

http://www.zazzle.es/beatrizalonso*

A %d blogueros les gusta esto: